demediterràning.com



Reservar Hoteles Reservar Escapadas

Distrito de Gràcia de Barcelona

Distrito de Gràcia en BarcelonaEl distrito de Gràcia es uno de los diez en que se divide administrativamente Barcelona. Cuenta con más de 120 mil habitantes.

El distrito está compuesto por diferentes barrios: el barrio de Gràcia, antiguo pueblo de la Vila de Gràcia, el Camp d’en Grassot, la Gràcia Nova, La Salut, Vallcarca, el Coll y Penitents.

La Vila de Gràcia

La Vila de Gràcia fue anexionada a Barcelona a finales del siglo XIX, pero costó. Los “graciencs” no estaban dispuestos a perder su independencia como municipio y se resistieron mucho a ser absorbidos por la gran urbe. Incluso hoy en día, aun existen defensores de una Gràcia independiente.

Sea como sea, Gràcia es una de las zonas de Barcelona con más movimiento. La preciosa calle de Gran de Gràcia es sin duda una de las más bellas de la ciudad, repleta de comercios y de arquitectura modernista de mucha calidad artística. En una de las calles que van a morir a Gran de Gràcia se encuentra la Casa Vicens, obra de Antoni Gaudí.

Al margen de esta gran arteria, Gràcia se caracteriza por sus estrechas calles llenas de edificios no muy altos donde vivían los obreros. El visitante realmente puede verse en medio de un pueblo, lleno de plazas y rincones interesantes. Los cafés, las terrazas, comercios tradicionales y originales, cines y un largo etcétera, hacen de Gràcia uno de los destinos preferidos de los barceloneses, incluso para residir. Eso sí, los pisos en esta zona son bastante caros.

De entre las plazas más famosas de Gràcia encontramos la Plaça del Sol, la Plaça del Diamant, la Plaça de la Virreina, la Plaça del Nord o la Plaça de la Vila de Gràcia (antiguamente Rius i Taulet). De entre sus calles, Gran de Gràcia, Travessera de Gràcia o el Torrent de l’Olla son las más famosas.

La Salut

La urbanización de La Salut empieza a mediados del siglo XIX alrededor de la iglesia de Nostra Senyora de la Salut. Su población era básicamente agrícola y había numerosas masías. Con el tiempo la burguesía barcelonesa construyó bonitas casas de veraneo, pero poco a poco, el barrio se fue fusionando con los tentáculos de Barcelona.

El barrio de La Salut es conocido sobretodo gracias al Parc Güell de Antoni Gaudí. El parque tenía que ser una macrourbanización al lado de Barcelona, con mercado (la plaza de las columnas del parque), colegio, tiendas, casas ajardinadas, médico, etc.

El ayuntamiento de la época lo vio como un proyecto especulativo por parte del señor Güell. El poderoso burgués vio frustrado su proyecto ya que sólo vendió dos parcelas. Cuando Eusebo Güell muere en 1918, sus herederos venden el parque a la ciudad de Barcelona y, aquel proyecto de urbanización, se convirtió en uno de los parques más bellos del mundo, donde Gaudí mezcla astutamente la arquitectura con la naturaleza hasta conseguir una fusión perfecta.

Otros artículos relacionados

Comentarios cerrados